Inicio » Diagnóstico y tratamiento del Síndrome del Túnel Carpiano.

Diagnóstico y tratamiento del Síndrome del Túnel Carpiano.

El Síndrome del Túnel Carpiano (STC), es una dolencia debida al exceso de presión sobre un nervio a su paso por la muñeca (nervio Mediano), que aporta sensibilidad a partes de la mano; está situado en la cara anterior de la muñeca entre los huesos y el ligamento anular del carpo, lo que se denomina túnel del Carpo. Por este estrechamiento pasan los tendones flexores de los dedos y el nervio Mediano.

El STC se produce cuando debido a algún tipo de inflamación, el nervio mediano queda presionado; esto puede causar dolor, debilidad y entumecimiento.

Son muchas las actividades y rutinas en nuestro día a día qué pueden participar en la aparición de esta dolencia: el uso continuado del ratón en ordenador, el uso también prolongado del móvil y la manera en que lo sujetamos al escribir, movimientos repetitivos o altas vibraciones en el trabajo, algunos deportes o tocar algún instrumento.

Existen otros factores que pueden influir en el desarrollo del síndrome del túnel carpiano cómo son fracturas previas de huesos, artrosis y artritis, quistes o tumores en la muñeca, infecciones o problemas y obesidad.

Ninguna de todas estas causas por si misma produce el cuadro, pero participan en su aparición.

Para poder realizar un diagnóstico preciso y una valoración de su indicación quirúrgica y llegar al tratamiento más apropiado del síndrome del túnel carpiano lo primero que deberá hacer el especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología será valorar el grado de sensibilidad en la mano como el grado de afectación del nervio por medio de un estudio neurofisiológico (electromiograma).

Una vez diagnosticada la gravedad del caso podremos optar por un tratamiento conservador (por medio de antiinflamatorios y reposo de la mano, métodos físicos de rehabilitación, fisioterapia), o si el caso es grave o persistente, optar por la liberación quirúrgica del nervio, mediante cirugía mínimamente invasiva, bajo microscopio, o mediante endoscopia.

En definitiva, el síndrome del túnel carpiano se debe detectar y tratar de forma cuidadosa y exhaustiva, tomando las decisiones correctas en tiempo y forma lo antes posible para evitar trastornos y agravamientos innecesarios.

Deje un comentario