Inicio » 6 consejos para mejorar la salud de la columna vertebral

6 consejos para mejorar la salud de la columna vertebral

Salud de la columna vertebral

6 consejos para mejorar la salud de la columna vertebral.

Cuidar la salud de la columna vertebral es un pilar fundamental de nuestro bienestar general.

Ya que cuando hablamos de intervenciones quirúrgicas de columna estamos hablando de patologías y dolencias muy serias que pueden llegar a precisar cirugía.

La columna vertebral es una estructura de gran importancia en nuestro cuerpo
ya que es la que se encarga de dar soporte y proteger al sistema nervioso.

Y tanto el cuello o zona cervical como la zona lumbar de la espalda, son zonas frágiles cuyos sobresfuerzos o unos malos hábitos posturales pueden terminar en lesiones y problemas agudos o crónicos que debemos evitar.

PIDA CITA O MÁS INFORMACIÓN Y RECUPERE
SU CALIDAD DE VIDA

Nuestro equipo médico pasa consulta en Madrid de forma permanente así como en Valencia, Valladolid y Santa Cruz de Tenerife.

info@casaldots.net
+34 915 61 53 28

Por eso cuidar la salud de la columna vertebral es más importante de lo que en principio solemos creer.

O más bien poner en práctica, ya que es un tópico que desde niños tanto en la escuela
como en familia nos repiten constantemente las frases «siéntate bien», «camina recto».

Frases a las cuales en la inmensa mayoría de los casos no prestamos demasiada atención 
y que en edades más adultas nos pasan factura.

Además el ritmo de vida actual y muchas veces los excesos y sobreesfuerzos en el trabajo causantes o desencadenantes de buena parte de los problemas lumbares y cervicales, no ayudan a cuidar la higiene postural ni a favorecer la salud de la columna.

Estas situaciones llegan muchas veces a degenerar en patologías más graves y que necesitan tratarse mediante cirugía convencional, mínimamente invasiva o cirugía avanzada de columna en patologías como las hernias de disco o la ciática.

Nuestra columna es un complejo sistema de comunicaciones compuesto por la médula espinal, vértebras y discos, que envía datos al cerebro a través del sistema nervioso.

Por eso una lesión en la columna por mínima que sea puedes generar desde fuertes dolores y lesiones que necesiten de tratamientos específicos y prolongados en el tiempo, hasta casos muy graves que pueden dejarnos sin sensibilidad o sin movilidad.

El cuidado de nuestra columna como una de las partes vitales de nuestro cuerpo es muy importante.

Por ese motivo hoy vamos a sugerir 6 buenos consejos para poner en práctica a diario y evitar en lo posible que cualquier pequeña dolencia pueda transformarse en una lesión o dolor crónico.

1. Empieza por lo más básico.

Es muy importante dormir bien y hacerlo con un colchón y una almohada que nos garantice una postura correcta y un buen descanso. Teniendo siempre en cuenta que el colchón en el que dormidos a diario a la larga es una inversión para nuestra salud.

El estrés, las posturas incorrectas en la oficina, delante del ordenador o los tirones y tensiones al cargar demasiado peso por tener un trabajo de esfuerzo a los que estamos expuestos a diario, son las causas más comunes tanto de los problemas de espalda como de que no descansemos correctamente, por lo que el manejo de los pesos primeros detalles que tenemos que empezar a cuidar para mejorar nuestra salud corporal. A esto se le denomina ergonomía e higiene postural.

2. Cuidar la postura corporal

Postura corporal salud de la columna vertebral

Tanto cuando caminamos como cuando estamos sentados o tumbados, es rara la persona que no tiende a adoptar una postura corporal inadecuada.

Incluso cuando como hemos dicho, una de las mayores batallas de padres y profesores desde que somos pequeños es que nos sentemos correctamente y caminemos erguidos.

Un porcentaje muy alto de la población tiene una pequeña escoliosis, en la enorme mayoría de los casos de carácter idiopático (o de causa desconocida), pero en otros casos, agravado o producto de nuestro estilo de vida y de los malos hábitos que adquirimos desde niños.

Por lo que no es extraño que con los años deriven en enfermedades y lesiones en la columna vertebral.

Nunca es tarde para empezar a seguir esos consejos; debemos caminar siempre erguidos y con los hombros rectos, distribuyendo así correctamente el peso y manteniendo discos y vértebras en su posición adecuada, así como en el trabajo sentarnos de manera correcta.

3. Realizar pausas y estiramientos en el trabajo.

La rutina diaria es de las cosas que más afectan a nuestra espalda tanto para quienes tenemos que trabajar muchas horas al día sentados o frente a un ordenador como para aquellos que están cargando pesos o haciendo trabajos de carácter más físico.

Cuidar nuestra columna en las horas de trabajo, casi un tercio del día, es muy importante ya que es en estas horas en las que mayor tensión y estrés acumulamos, y cuyo resultado puede suponer dolor de espalda y cuello.

Es recomendable hacer pausas cada hora en las cuales debemos caminar y estirar un poco los músculos.

De igual manera en los trabajos físicos debemos intentar evitar en la medida de lo posible coger pesos que sepamos que nos pueden ocasionar alguna lesión y levantarlos de la manera correcta.

Es además un buen motivo para que el fisioterapeuta de un buen equipo de columna paute, explique y trabaje con nosotros esos ejercicios.

4. Hacer ejercicio diario

Ejercicio para la salud de la columna vertebral

La mejor manera sin duda de mantener no sólo la salud de nuestra columna vertebral sino de todo nuestro cuerpo y nuestra mente es el ejercicio físico moderado especialmente los indicados para la columna como la natación.

También cualquier ejercicio moderado que se centre en el mantenimiento de un peso estable con estiramientos para mantener sanas las articulaciones,
Así como ejercicios cardiovascular complementarios que puede ser extremadamente beneficioso para la salud de la columna vertebral.

Con ejercicios enfocados al fortalecimiento de los músculos de la espalda y la zona abdominal, podemos conseguir unos músculos abdominales sanos y fuertes, evitando así los dolores lumbares, una de las molestias de espalda más comunes entre los adultos.

Cuanto más fuerte esté la musculatura de la zona mejor será la estabilidad entre los discos intervertebrales y por tanto, menos frecuentes los dolores de espalda.
Unos músculos abdominales fuertes son una auténtica faja o coraza para nuestra columna.

5. Tener una alimentación saludable

Cómo nos alimentamos juega un papel muy importante en la salud de nuestra columna y de todo nuestro cuerpo.

Es importante ingerir fuentes saludables de proteínas, antioxidantes y otros nutrientes para mantener los huesos y las articulaciones fuertes,
también es importante el consumo de calcio y vitamina D, dos nutrientes claves para una buena salud y densidad ósea.

El sobrepeso y la obesidad son grandes males de nuestros tiempos.
Cada vez más presentes en nuestra sociedad debido a nuestros malos hábitos y mala alimentación que deterioran enormemente toda nuestra salud corporal y nivel de vida.

En referencia a la columna y en general a nuestras articulaciones, estas multiplican el grado de sufrimiento,
lo que causa dolores crónicos y lesiones cervicales y lumbares que en ningún caso hay que tomarse a la ligera y tratar cuanto antes.

Fumar también es un gran enemigo de nuestra columna vertebral.
Ya que está comprobado que el consumo de tabaco está fuertemente vinculado con el riesgo de sufrir problemas y afecciones en la columna.

A esto se une el elevado número de complicaciones que el tabaco ocasiona en los pacientes intervenidos quirúrgicamente de raquis.

6. Evitar el estrés.

Todos estos consejos tienen como fin mantener una vida saludable y la salud de la columna vertebral que evite que a la larga desarrollemos problemas lumbares, ciática, hernia discal o cualquier otra dolencia crónica y grave.

Junto con llevar una alimentación saludable y realizar ejercicio físico, debemos procurar realizar actividades tranquilas que nos ayuden a controlar y reducir nuestro estrés.

Ya que es bien sabido que las personas que están en continua tensión tienen más dolores de espalda, cuello y hombros.

Las actividades al aire libre como senderísmo o un nivel adecuado de actividad física,
así como deportes de mantenimiento ligeros y que no requieran de mucho esfuerzo
nos pueden ayudar a mantener nuestro cuerpo y nuestra mente en forma.

La aplicación de estos consejos tiene que ver de forma general con la adopción de hábitos saludables a largo plazo.

Que combinados servirán para mejorar nuestro nivel de vida
y cuidar correctamente una zona tan vital de nuestro cuerpo como es la columna vertebral.

Casal Dots somos un equipo médico privado especialista en columna vertebral.
Pida cita o más información sin compromiso a través de nuestros formularios de contacto.

O si lo desea también puede consultarnos a través de WhatsApp,
Facebook, Instagram o cualquiera de nuestros canales alternativos.

Estaremos encantados de ayudarle.

Deje un comentario